San Antón y la Candelaria

En esta entrada os quiero hablar de dos fiestas señaladas en el calendario festivo del Altiplano de Granada, aunque no son específicas de esta zona:  San Antón (17 de enero) y la Candelaria (2 de febrero). Compartiré con vosotros cómo se celebraban en Matián y cómo se celebran hoy en día en Venta Micena, una cortijada de Orce a la que acudí el fin de semana pasado convidado por José María Cuevas, ventero y gran tocaor que conocí hace poco en Ibi.

Seguramente la mayoría habréis oído hablar de San Antonio Abad (o San Antón), patrón de los animales, ya que en muchos lugares sigue celebrándose modernamente llevando las mascotas a la iglesia para que las bendigan. En Matián, y supongo que en muchas otras zonas, esa fiesta se celebraba de otra manera:

Mi abuela Pilar “la Parrúa” me cuenta que lo que se hacía era apartar de chico un chino (cochino>cerdo), al que se llamaba el marranico de San Antón, que se dejaba suelto por la aldea y que no era propiedad de nadie. El marrano dormía en la calle y todo el mundo le iba echando de comer durante todo el año y en la época de la matanza se subastaba y el beneficio se daba a la Iglesia. El chino no desparecía nunca y siempre llegaba vivo a la subasta incluso en épocas de escasez (¡imaginaos adónde irían las almas de quien lo robara!)

FOTO ACARREADORYa el propio día de San Antón, la víspera mejor dicho, todos los labradores llevaban al Rulaor (la calle de delante de las casas de Matián) un jorro de leña. Para los que no sepáis lo que es un jorro de leña (como yo), os diré que es una palabra que recoge el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, de origen árabe y que significa arrastrar. Y así es, ajorrar leña es arrastrarla:  se cortaba una rama con bastantes ramones, a modo de bandeja, y esta se ataba a una cuerda que a su vez se ataba al ubio de un animal de carga. Encima de esa rama se iba colocando más leña y luego se transportaba arrastrándola. Para que os hagáis una idea he encontrado una foto en otro blog que lo ilustra bastante bien.

Así, la noche del 16 de enero, todos los matianeros se juntaban alredor de la hoguera, se le prendía fuego y se pasaba el rato. Nada de asar carne ni esas cosas que hacemos hoy en día. Al día siguiente se comía olla y se le echaba un trozo de cada una de las partes del cerdo que se guardaban de la matanza: rabo, oreja, pata, morro…

Por otro lado, la víspera de la fiesta de la Candelaria se hacía exactamente lo mismo, se encendía una hoguera. De esta festividad seguramente no habréis oído hablar tanto, al menos yo no la conocía. Por lo poco que he podido leer es una fiesta antiquísima que, como muchas otras, posteriormente se adaptó al cristianismo relacionándola con la presentación del Niño Jesús al Templo y con los cirios, antorchas y candelas que llevaban los fieles; de ahí que se relacione con el fuego y las hogueras.

Sin embargo, la fiesta también está relacionada con la Purificación de la Virgen María después del parto, lo cual tiene más relación con lo que me ha contado mi abuela. Según la Ley del Antiguo Testamento (Levítico, 12, 1-8), las mujeres después de parir un varón tenían que estar 40 días purificándose, ya que se consideraba que eran impuras tras el parto (!). Si hacéis cuentas el 2 de febrero es justo 40 días después del 25 de diciembre. Pues bien, el día de la Candelaria se salía al campo a recoger romero y… Bueno, en vez de explicároslo yo por escrito, os dejo con la conversación que tuve con mi abuela, que siempre es más ameno escuchar que leer:

Como habéis podido escuchar, ese “rito” que ella ya no vivió pero que recuerda perfectamente está directamente relacionado con la purificación de las parturientas. ¡Qué cosas descubre uno!

Ahora ya paso a explicaros la fiesta que se celebra en la actualidad en Venta Micena a la que, como os he dicho antes, fui el fin de semana pasado convidado por José María “el Cuevas”, como lo conocen allí. La Venta es una cortijada de Orce junto a la cañada del Salar en la que precisamente se encontraron los restos del llamado Hombre de Orce. Por lo que me dijeron, allí se celebra San Antón y, al coincidir con las fiestas de San Antón y San Sebastián de Orce y al despoblarse la aldea, celebran las fiestas por la Candelaria para no solaparse.

venta-micena_202039

A las 11 se juntan los músicos en el bar habilitado en las antiguas escuelas del lugar, que ahora hacen las veces de sala polivalente, para ensayar la misa. Son tocaores de la propia Venta Micena y de Orce que actualmente ya no viven allí sino en Ibi, Cocentaina, Petrer o Granada. Después a la 1 es la misa, en la que se tocan diferentes toques según la parte que se canta.  Lo comparto con vosotros en este vídeo (solo es audio porque yo estaba tocando también la guitarra), y os pongo un fragmento de cada parte para que apreciéis los tonos:  resumiendo se cantan al son del aguilando, de la misa propiamente dicha, la jota (durante la Eucaristía) y el pasacalles (cuando se baja a besar al Niño, cosa que todo el mundo hace).

Al acabar la misa, se saca a San Antón en procesión y al volver a la iglesia se hace una puja para ver quién entra la imagen del santo. Supongo que ese dinero se utiliza para sufragar los gastos de la fiesta posterior. Aquí os dejo otro vídeo con la subasta: ¡poca broma lo que llegaron a pagar!

Después de la misa, ya se empieza con la cuerva y el baile, luego se convida a todos los asistentes a comer arroz seco, de ese meloso que nada tiene que ver con la paella, al menos en textura. Y después de la comida, pues ya os podéis imaginar, café, más baile (los fandangos, las seguidillas, las parrandas (sevillanas) y las gandulas), coplas picantes, aguilandos trovados… De eso no tengo vídeos, porque no era momento de reportajes, sino de disfrutar. Así que si a alguien le pica la curiosidad, el año que viene que se acerque a Venta Micena 🙂 Fue una experiencia fugaz pero genial. Un abrazo desde Ibi a todos los que compartimos ese día.

Anuncios
Categorías: Cuentos, Fotos, Música y baile, Tradiciones, Vídeos | 4 comentarios

Navegador de artículos

4 pensamientos en “San Antón y la Candelaria

  1. gracias Cristobal por hacernos felices poniendo estos videos

  2. pepe

    Lo cuentas todo muy bien, las lumbres o candelarias se echaban a San Antón, La Candelaria y San Blas siempre la noche anterior al día de cada santo. Normalmente la leña se juntaba, al menos en las aldeas, entre todos los vecinos y en Aspilla se hacia una gran lumbre entre el barrio de arriba y el de abajo. También se tiraban cohetes, petardos, carretillas… y mientras se iba consumiendo la lumbre se gritaba !Viva San Antonio Abad que nos guarde la marranica pelá¡. En Chirivel, lo de soltar el chino por las calles solo se hacía en el pueblo, nunca en las aldeas.
    La Candelaria se celebraba más o menos igual en todos sitios, en Chirivel hacían “Tortas de la Virgen” que se rifaban o vendían a trozos para sacar dinero para la iglesia.
    En cuanto a Venta Micena hay algo que no me cuadra, porque según la información que yo tengo el patrón es San José, aunque también se celebra San Antón. El año pasado visité esta aldea de Orce y me sorprendió ver las dimensiones de la iglesia y lo bien conservada que está, también me llamó la atención la lejanía del cementerio casi a mitad de camino con Fuente Nueva, tal vez se deba a que es compartido entre las dos aldeas. Aunque la titularidad de la parroquia esté en Venta Micena, Fuente Nueva también cuenta con una ermita que ha sido restaurada recientemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: