Cuento de la cabrica montés

¡Hola todos y todas! Espero que estéis teniendo un buen verano. Si os hacéis unas migas y vais a hacer ensalada y no os queda lechuga, espero que no os pase como a esta familia con la cabra montés:

Aquí os lo dejo transcrito, tal cual lo cuenta mi abuela. He encontrado otra versión parecida en el Campo de Cartagena que podéis leer aquí.

El cuento de la cabrica montés (Altiplano de Granada)
Informante: Pilar Fernández Reche, “la Parrúa”
Edad: 90 años

Eso era un padre y una madre que tenían tres hijas. Se pusieron a hacer las migas y no tenían lechuga pâ hacer la ensalâ y tenían un buertecillo allí más abajo, que tenían lechugas sembrâs y mandaron a la mayor a que se trajera una lechuga. Pilló el camino, fue al bancal y estaba la cabrica montés comiendo lechuga. Y le dice:

-Cabrica montés, salte de mi buerto, que voy a coger una lechuga.

Y dice:

-Yo soy cabra montés y de un pêo mato a tres.

Y se fue llorando y llegó a su casa y le dice su padre:

-¿Qué te pasa?

-¡Que hay una cabrica montés en el buerto y me ha dicho que es cabra montés y que de un pêo mata a tres y me he venîo!

Y dice la otra que le seguía:

-Ya verás como a mí no me dice eso, verás como yo sí la cojo.

Y arrea ella a por la lechuga y llegó y estaba la cabrica montés allí tavía. Y dice:

-Cabrica montés, salte de mi buerto.

Y dice:

-Yo soy cabra montés y de un pêo mato a tres.

Y se fue llorando también y cuando llegó, dice el padre:

-¿Tú también vienes llorando?

-Sí, está la cabrica montés allí tavía y no quiere que me acerque a coger la lechuga y me ha dicho que ella es cabra montés y que de un pêo mata a tres y me he tenîo que venir.

Y dice la chica:

-Verás como yo sí me la traigo.

Y arrea a por la lechuga y iba llorando ella. Y se encontró a una hormiguica y dice:

-¿Qué te pasa? ¿Por qué lloras?

-Porque hay una cabra montés en mi buerto y han venîo mis hermanas a coger una lechuga y les ha dicho que se vayan, no las ha dejâo que la cojan.

Y dice:

-Pôs deja que me voy yo contigo que verás como tú sí la vas a coger.

Y se fue con ella y llegaron al buerto y estaba allí la cabra montés tavía.

Y dice:

-Cabra montés, salte de mi buerto.

Y la hormiguica salió andando y se subió por una pata y se puso en el culo de la cabra montés.

Y le dice la niña:

-Cabra montés, salte de mi buerto, que voy a coger una lechuga.

Y dice:

-Yo soy cabra montés y de un pêo mato a tres.

Y salta la hormiguica:

-Y yo soy hormiguica de mi hormigal, que pico en el culo y hago saltar.

Y salió la cabra montés dando pingos por allí huyendo y la hormiga venga a picarle en el culo. Y se fue; cogió la lechuga y se fue.
¡Un saludo y hasta pronto!

Anuncios
Categorías: Cuentos, Vídeos | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: