Romance de los Dos Hermanos

En esta entrada comparto con vosotros otro romance de pliego o de ciego que me cantaron Gregoria Fernández Carrión, la de Adora “la Carriona” y Agustín “el Parrúo” y Ana María la de Joselillo. Lo aprendieron en Matián, pero mi abuela que se crió en Venta Quemada también lo sabía a trozos.

Como os explicaba en la entrada del Romance de unos Novios, los romances de pliego o de ciego normalmente los vendía ciegos en los mercados a precios mínimos, en hojas sueltas sujetas a un cordel. Este tipo de romances trataban temas truculentos o lacrimógenos y normalmente tienen pocas variantes, ya que son composiciones relativamente modernas que se pasaban de forma escrita en primera instacia. Aquí os dejo otras dos versiones recogidas en Cádiz y otra recogida en Molvizar (costa de Granada).

En cambio, los romances tradicionales, como el de Gerineldo o el de Blancaflor y Filomena que también se conocían por la zona, son romances mucho más antiguos, algunos de ellos ya recogidos en el siglo XVI, cuyo medio de transmisión era únicamente oral.

Os dejo con el romance, espero que os guste.

Romance de los Dos Hermanos (Matián-Venta Quemada, Cúllar, Altiplano de Granada)

Esto eran dos hermanos

huérfanos en Barcelona,

el niño se llama Enrique,

la niña se llama Lola.

El Enrique se ha marchado,

se ha marchado al extranjero

navegando por los mares

se ha hecho un grande caballero

se ha hecho de mucho dinero.

Disfruta de sus regalos

disfruta de sus mejoras

también de sus intereses

sin acordarse de Lola.

Se ha acercado un caballero

a pretender a la Lola

Lola acepta el casamiento

solo por no estarse sola. (bis)

Y un día estando en la mesa

Lola le dice al marido:

“Vámonos para La Habana,

tengo un hermano perdido.”

-Allí me han dicho que para.

-Lola tu gusto es el mío,

vámonos para La Habana.

Tomaron embarcaciones

para La Habana marcharon

buscaron habitaciones

en la calle de Manrayo. (bis)

Corrieron plazas y calles,

(pasaron días y noches)

no pudieron encontrarlo

y al poco tiempo la Lola

su marido cayó malo.

Cayó malito en la cama

con las fiebres amarillas

y al poco tiempo la Lola

quedó en el mundo solilla. (bis)

Se ha visto tan obligada

a pedir una limosna

que se encuentra desmayada.

Se ha acercado a un caballero

a pedir una limosna

y el caballero le dice

con sentimiento perdona. (bis)

Al ver aquel caballero

aquella joven llorar

se echó mano a su bolsillo

siete pesetas le da. (bis)

“Es usted una bella rosa

es usted un bello clavel.

Vaya a la noche a mi casa

que allí la socorreré.”

A la noche fue a su casa

el caballero le abrió

la ha cogido de la mano

la ha entrado a su habitación. (bis)

Le pide cosa imposible

Lola le dice que no.

“Antes prefiero la muerte,

antes que manchar mi honor”.

El caballero furioso

pusó un puñal en el pecho.

“Pronto te daré la muerte

si no logras a mi intento.” (bis)

“Si estuviera aquí el Enrique,

el Enrique de mi alma

sacaría a la defensa

por la pobre de su hermana.”

-¿Es que se llama usted Lola?

-Lola me llamo, señor.

-Mátame querida hermana

que he sido tu inquisidor. (bis)

Allí fueron los abrazos,

allí fueron los suspiros,

allí fueron los abrazos

de dos hermanos perdidos.

Anuncios
Categorías: Romances, Vídeos | 11 comentarios

Navegador de artículos

11 pensamientos en “Romance de los Dos Hermanos

  1. Maria Murcia

    Cancion Romance anónimo:
    “Soñé una noche
    que me casaba,
    con una joven angelical,
    si ustedes quieren
    saber mi sueño
    pongan atencion
    que lo voy a explicar:

    La iglesia estaba
    llena de flores,
    los candelabros con mil luz,
    y a todas partes
    que yo miraba
    veía cortinas de raso azul.

    Al lado de ella toda su familia,
    al otro lado lamia también,
    de un lado los convidados
    y los padrinos dando el saber.
    Llegó el momento
    en que el sacerdote
    ya nuestras manos
    iba a alzar
    como la de ella estaba tan fría
    no tuve menos que despertar.

    Qué desagrado,
    que descontento
    aquel momento
    en que desperté
    eran los hierros
    de la cama fríos
    aquella mano que yo creía
    de mi mujer”

    -Recopilado de Pasado y presente compartidos

  2. Luisa M-ª

    De pequeña mi madre me cantaba este romance, ella era de Cortegana (Huelva) pero no se si lo aprndió alli

  3. Antonio Menendez gonzalez

    Mi madre lo cantaba por los años 60 del pasado siglo pero no asi , era mas largo
    Soñe una noche que me casaba
    con una niña angelical
    si ustedes quieren saber mi sueño
    esten atentos voy a empezar
    La iglesia estaba llena de gente
    dos mil candelas daban su luz
    tras los critales trasparentaban
    bellas cortinas de seda y tul
    La novia estaba palida y bella
    sus ojos fijos en el altar
    yo la miraba ,me sonreia
    y no dejaba de suspirar

    el resto no lo recuerdo

    • lola

      llegó el momento en que el sacerdote
      ya nuestras manos quiso enlazar
      como las de ella estaban tan frías
      no tuve menos, no tuve menos que despertar
      que desengaño y que desconsuelo
      cuando soltero yo me encontré
      los hierrecitos de mi camita
      eran las manos, eran las manos de mi mujer

      Esta canción nos la cantaba mi abuela!!!
      Estoy escribiendo la historia familiar y al buscar esta canción me ha salido esto. Que sorpresa haberlo encontrado

  4. Antonio Menendez gonzalez

    Mi madre nacio vivio y murio en Cangas del Narcea en Asturias

  5. lola

    Así era su versión:

    Soñé una noche que me casaba
    con una joven angelical
    si ustedes quieren saber mi sueño
    presten atención
    presten atención que les voy a contar

    La iglesia estaba llena de gente
    dos mil candelas daban su luz
    y en los cristales se reflejaban
    ricas cortinas
    ricas cortinas de raso azul

    La novia estaba pálida y bella
    sus ojos fijos en el altar
    yo la miraba con entusiasmo
    y no la dejaba
    y no la dejaba de contemplar

    Llegó el momento en que el sacerdote
    ya nuestras manos quiso enlazar
    como las de ella estaban tan frías
    no tuve menos, no tuve menos que despertar

    Que desengaño y que desconsuelo
    cuando soltero yo me encontré
    los hierrecitos de mi camita
    eran las manos
    eran las manos de mi mujer

  6. Hola. Muchísimas gracias por publicar este vídeo!! Me ha encantado escucharlo , ya que mi abuela de pequeña me enseñó parte de esa canción porque no recordaba más. Estoy deseando enseñársela!! =) Y todo gracias a ustedes! Un saludo!!

  7. Ella lo aprendió en Antequera, Málaga, cogiendo aceitunas en el campo de pequeña las mujeres lo cantaban sobre los años 50/60.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: