Romance de unos Novios

Con esta entrada abrimos una nueva temática en el blog: una parte de la tradición oral llamada etnopoética. La etnopoética es el arte de crear mediante la palabra, es una forma de comunicación verbal que nos permite a los humanos dar rienda suelta a nuestra necesidad de relacionarnos, construir y compartir mundos imaginarios, expresar sentimientos, recuerdos, vivencias, en una palabra, contar cosas. Podríamos incluir aquí las canciones, los cuentos, las historias, las leyendas, las oraciones…

En este caso empezaremos con un romance. Los romances son historias, normalmente cantadas, que se recitaban en grupo o individualmente en reuniones familiares o mientras se hacían faenas de la casa o del campo. En este caso, seguramente se trata de uno de los llamados romances de ciego o de pliego, llamados así porque normalmente los vendía ciegos en los mercados a precios mínimos, en hojas sueltas sujetas a un cordel. Este tipo de romances, diferentes de los llamados romances tradicionales (que trataremos en otra entrada),  trataban temas truculentos o lacrimógenos y normalmente tienen pocas variantes.

Este romance de unos novios, me lo ha cantado Ana María López García, “la de Joselillo”, que no recuerda cómo lo aprendió, pero en todo caso fue en Matián antes del año 1965, cuando se vino a vivir a Ibi.

Buscando por internet, he visto que también se ha recogido, en versiones diferentes, en Zafra (Granada), Caracena (Soria) y una zona entre Palencia, Cantrabria y Burgos o zonas más cercanas como Caravaca de la Cruz (Murcia).

Romance de unos novios

En un pueblo levantino
provincia de Castellón
con una hermosa joven
verán lo que sucedió.

La que Isabel se llamaba
de unos 20 años de edad
un joven que la rondaba
con muncho amor y amistad.

Al enterarse sus padres
con cariño paternal
a su hija le aconsejan
que deje su amistad.

Pero Isabel no hizo caso
del consejo de sus padres
y al poco tiempo Isabel
ya comprendió que era madre.

Al verse en aquel estado
se ha dirigido a su amante
y le dice con cariño:
“Debes pensar en casarte.”

“Tú ya sabes lo que pasa
y si se enteran mis padres
me darán muchos disgustos
porque no quise dejarte.”

“Cásate cuando quieras
que yo no pienso en casarme
y además también te digo
que no vivas engañada
que yo a ti desde ahora mismo
ya te tengo olvidada.”

Y llorando amargamente
para su casa marchó
cogiendo papel y pluma
una carta escribió
para sus padres y hermanos
dándoles el último adiós:

“Adiós mi madre y mi padre,
adiós toda mi familia
que del mundo se despide
vuestra desgraciada hija.

Por no creer en sus consejos
yo sola le di la muerte
para que ese canalla
no engañe a otra inocente.”

Y cogiendo una pistola
que su hermano tenían
se fue en busca de su novio
pa vengar su agonía.

Trabajando en unas tierras
a su amante se encontró
y sin decirle palabra
dos tiros le disparó.

Al ver su amante tendido
dijo con serenidad:
“Tú te marchas de este mundo
yo te quiero acompañar.”

Y cogiendo la pistola
con energía y valor
contra su pecho dispara
dos tiros al corazón.

Y aquí termina la historia
de esta valiente mujer
que antes de verse perdida
juró vengar su querer.

Fuentes consultadas:

Atero Burgos, Virtudes (2003) Manual de encuesta del romancero andaluz.

Red internacional de cuentacuentos.

Anuncios
Categorías: Romances, Vídeos | 15 comentarios

Navegador de artículos

15 pensamientos en “Romance de unos Novios

  1. Las recuperaciones de dichos, romances, canciones y demás textos de tradición oral, son un material muy importante para conocer nuestras raíces culturales desde las manifestaciones sociales de la tradición, y por ello es imprescindible, desde mi punto de vista, situarlas en su contexto para que seamos conscientes de su auténtico cometido, ya que de lo contrario se convierten en una tautología de hábitos que pasan a ser concebidos como sabiduría popular que re-actualiza los significados. Por ejemplo, sería muy interesante plantearnos, a partir de este “romance de unos novios” hasta donde llega la herencia de un sustrato de moral católica que relaciona la maternidad con el matrimonio, la vergüenza y la responsabilidad familiar, qué queda de esto en nosotros y por qué lo entendemos como algo natural

    • Qué interesante lo que planteas, supongo que en la época en la que fue aprendido, los años 60, en una zona como Matián, totalmente rural, tendría un significado moralizador. Ahora, en cambio, yo creo que hasta para los propios informantes ha perdido parte de ese valor y lo vemos como una “historia”, aunque cierto es que parte de esa relación maternidad-matrimonio aún sigue muy vigente.

      • Si, estoy de acuredo en que se lee como una historia, incluso desde la nostalgia ya que entendemos que los romances eran importantes medios de comunicación, pero no sólo transmitían anécdotas sino formas de vida. Son textos bellos que entran fácilmante, puede que no reparemos demasiado en los significados, pero quedan en nuestro incosnciente colectivo y al releerlos realmente no veo tan lejos la violencia y los “crímenes pasionales”, la prototípica protagonista cinematrográfica actual “hermosa joven”… es muy curioso. Gràcies Tófol!!

      • ¡Ahora caigo que eres Sofia! Es verdad lo que dices, no ha cambiado tanto… Podría ser perfectamente una historia de sucesos de las noticias de Telecinco, o sea que de toda esa manera de concebir las relaciones, algo queda… ¡Un beso fuerte!

  2. Andreu

    Impressionant!! Matèria de telesèrie o de drama lorquià…Enhorabona pel blog i endavant.

  3. pepe

    Este romance recuerdo haberlo leído yo a principios de los años sesenta, los romances eran una forma de comunicación oral muy importante. Se compraban en los mercados de los pueblos y yo llegué a juntar una buena colección, pero lamentablemente no guardé ninguno. La mayoría trataban temas de sucesos, amoríos, asesinatos… basados en hechos reales.
    Eran papeles sueltos del tamaño de un folio en distintos colores y los vendían al precio de una peseta, aproximadamente.
    Efectivamente, había quien los cantaba o recitaba para que otros los pudieran escuchar y aprenderlos, sobre todo la gente que no sabia leer y escribir que en aquellos tiempos eran muchos, sobre todo personas mayores.

    • Gracias por el comentario, Pepe. Mis tías recuerdan esos papeles también. Yo he investigado un poco antes de hacer la entrada, però por lo que se ve hay varios tipos de romances; como este, que se llaman “de ciego” o “de pliego” que tratan temas de este tipo y luego de otro tipo, llamados “tradicionales”, que son de otra temática más histórica o caballeresca. Tengo alguno que podría entrar ahí, lo colgaré en otras entradas. También tengo recogidos otros de creación popular, en este caso de Venta Quemada, que sacaban aficionados sobre sucesos que habían alzado cierto revuelo. Un saludo.

      • pepe

        Efectivamente, hay romances de hechos que acontecieron en nuestra tierra como por ejemplo La historia del Carbonero, El Crimen de Los Pajarillos y otras que estoy intentando recuperar.
        De la historia del Carbonero yo tengo una copia de aquella que escribió “El tio Pedro Felipe”, existen varias versiones que con el tiempo han ido cambiando. En el Nº-. 26 año 2007, de la Revista Velezana, aparecen varias versiones -entre ellas la que yo conservo- de aquella historia y un amplio reportaje firmado por Modesto García de Chirivel. Si te interesa te las puede facilitar yo tengo todos los números de esta importante publicación, de investigación, que se viene publicando anualmente desde el año 1982.
        Era costumbre de intercambiar o prestar los romances, para que otros los leyeran y los copiaran si lo creían conveniente, así se conocían más historias por menos coste. Pero muchas de las historias que ocurrían ni siquiera eran publicadas de forma impresa, estaban escritas a mano y así iban pasando de unos a otros para su conocimiento y difusión.

      • Hola Pepe, pues sí que me interesaría. A ver si me lo puedes pasar digitalizado. En el libro que se ha escrito sobre el Carbonero leí un romance, quizá sea el mismo. Conozco la Revista Velezana, pero solo he podido hacerme con una, ahora no sé de qué año es, en la que se habla de los Moros y Cristianos de Cúllar y se nombra Matián. Haré otra entrada sobre ello cuando se acerque San Antonio de Padua, que era cuándo se celebraban. Un saludo y gracias por las aportaciones de tus comentarios.

  4. cullarenses por el mundo

    Nos ha agradado vuestro blog. Enhorabuena!!

  5. El Saúco

    Me encanta tu trabajo

  6. Pingback: Romance de los Dos Hermanos « Matián: memoria oral del Altiplano de Granada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: